sexo

21 septiembre 2015 a las 13:00


Tipos de sexualidad

Tipos de sexualidad

La atracción entre las personas del genero sexual opuesto siempre ha existido “por defecto”, era obvio que se trataba de un tipo de atracción dominante, pero según parece, no todos son capaces de sentirse atraidos únicamente por el género opuesto.
En diferentes periodos de la historia y en diferentes culturas se ha formado diferente opinión respecto a aquellos cuya orientación sexual no era tradicional, desde la persecución abierta, al empleo de este tipo de prácticas en las ceremonias rituales, desde el desdén a la igualdad ante la ley.

Por una parte, esta gente siempre ha sido una minoría y la mayoría sigue experimentando la atracción por el género opuesto. Por otra parte, esta minoría está muy bien consolidada. Según diferentes datos, forman 3-7% de la cantidad de total de las personas.
Obviamente, los datos estadísticos son difíciles de compilar de las épocas históricas pasadas, pero los investigadores opinan que este número se ha mantenido constante a lo largo de la historia.
La existencia de diferentes tipos de orientacion sexual continúa con algunos de los problemas sociales y psicológicos. Por una parte, a veces a la gente le cuesta reconocer y aceptar su orientación de la sexualidad. Por otra parte, algunos tipos de la orientacion de la sexualidad pueden juzgarse por la sociedad.
Y bien, ¿qué es la orientacion sexual? ¿Cómo surge la orientación no tradicional? ¿Qué tipos de orientación sexual existen?

Orientacion sexual: hipótesis sobre su formación

La comunidad científica actual aún no ha formado una hipótesis única sobre cómo se forma la orientación de la sexualidad. Pero hay algo en que muchos están de acuerdo: la orientación sexual y la sexualidad en general, es aquello que se forma, como poco, desde la infancia temprana, y las bases de la sexualidad se forman en el vientre materno.
Si nos fijamos en el desarrollo del feto, descubriremos que todas las personas pasan a través de la fase del hermafrodismo en el vientre: el embrión tiene indicios tanto de los órganos sexuales femeninos como masculinos.
Bajo la acción de diferentes factores bioquímicos (también de las hormonas) el embrión al final termina adquiriendo un género definido. Pero eso no pasa con todos, existen aquellos que incluso durante el parto siguen sin tener un género bien definido. La existencia de hermafroditas ha sido de conocimiento común en todas las épocas, no hay que fijarse en las estatuas griegas.
Este fenómeno del desarrollo uterino permitió a algunos investigadores (en espcial a Freud, Kinsey,  Weininger) tomar la conclusión sobre que el ser humano por su naturaleza es bisexual, incluso si su género se formó al momento de su nacimiento sin ningún problema.
Pero, con el desarrollo de los órganos sexuales, una de las sexualidades, atracción a su propio genero sexual o al opuesto, comienza a dominar y la bisexualidad se hace latente, oculta.

En la formación del embrión, y el conjunto de las características con las que éste verá la luz, influyen diferentes factores: la bioquímica del organismo de la madre, factores genéticos (hereditarios), incluso el ambiente emocional donde transcurre el embarazo, pueden inlfuir en la formación de la futura sexualidad del bebé.
Pero por ahora no estamos en condiciones de seguir toda la cadena de la formación de estos factores tan complejos, como los que forman la orientación sexual: porque el bebé no puede contar sobre como se conoce a sí mismo, su género, sus atracciones.
Mucho antes de que el género y la orientacion sexual se reconocen, sobre el bebé influyen diferentes factores sociales: esperanzas de los padres, normal de conducta sexual, que existen en la cultura en cuestión, normas sobre la decencia y la sexualidad en la familia.

Para cuando la persona termina el periodo del desarrollo sexual y comienza a ser un miembro completo de la sociedad (se cree que a los 18 años uno ya ha terminado el desarrollo sexual) y su orientación sexual también está formada.
Pero no todo es tan fácil. En el caso de que se muestre la orientación no tradicional o el adolescente no es capaz de entender por quien tiene mayor atracción, el desarrollo se lleva a  cabo con muchos factores neuróticos, preguntas que se hace a sí mismo, miedos, intranquilidad, asco por sí mismo o una protesta abierta.

Esto se debe a que en las sociedades de algunas culturas, la orientacion de la sexualidad no tradicional es algo negativo, inaceptable, patología. Y esto lo suele conocer el niño desde bastante temprana edad.
Sin tener en cuenta la larga historia de los intentos de los investigadores por demostrar que la orientacion sexual no tradicional es una opción de la norma sexual, la conciencia de uno suele tener miedo de estas muestras.
En la sociedad contemporánea a una multitud de padres les parece que si el niño vive su vida según esquemas que no son capaces de entender, la vivirá con mayor seguridad.

Para el momento de la mayoría de edad, un adolescente así ya no puede distinguir que parte de su incipiente sexualidad es verdadera y cuál es parte de su propia creencia sobre como hay que ser “correcto”, formada bajo la acción de los padres y la sociedad, y cuál es comportamiento protesta o mecanismo de defensa.

Cuando la persona comienza a intentar descubrirse en ese tema, ya está completamente formado y ya tiene su propio núcleo de atracción, formado por diferentes criterios, pero la parte inconsciente se encuentra desplazada, por lo que la búsqueda de su verdadera sexualidad puede continuar en la edad adulta.

Tipos de sexualidad y su atracción por el genero sexual opuesto

Tipos básicos de la orientación sexual y tipos de sexualidad – heterosexual (atracción por las personas de género opuesto), homosexual (atracción por las personas del mismo género) y bisexual (atracción por ambos géneros pero sin ser obligatoriamente en la misma etapa de la vida).

Con otras palabras, un bisexual puede sentirse atraído en una etapa de la vida por los hombres y en otra por las mujeres, puede que la elección del objeto sexual no depende tanto de su genero sexual como de sus cualidades humanas o puede que en una etapa de la vida sienta la atracción por los hombres y las mujeres indistintamente.
Pero los tipos de sexualidad no se agotan con esto. La asexualidad también se cree uno de los tipos de orientaciones sexuales, cuando la persona no siente atracción sexual, o en muy pequeña parte.

¿Orientación tradicional o no tradicional? Grados de desarrollo y la escala de Kinsey
Sería muy fácil si el mundo fuera igual. Blanco o negro, bueno o malo, arriba o abajo, derecha o izquierda. Homosexuales “puros” o heterosexuales “puros”. Pero es imposible dividir el mundo en estas categorías tan bien definidas.
Zoólogo y sexólogo Alfred Kinsey, investigando el comportamiento humano y animal, llegó a la conclusión de que pocas veces se puede llegar a las conclusiones “puras”.

Kinsey demostró su hipótesis con amplios datos estadísticos. Con esto, se demostró otro detalle interesante. No es suficiente que una persona no puede un representante “puro” de su sexualidad, tampoco se le puede graduar por esta escala para siempre, ya que en las diferentes etapas de su vida puede tener diferentes comportamientos.
Por ejemplo, en la adolescencia, cuando la sexualidad acaba de despertar, es muy fácil diferenciar las muestras de homosexualidad con la homosexualidad pura. En aquellas etapas de la vida, los chicos y las chicas suelen encontrarse en grupos, mayoritariamente de un género, o en parejas de amigos.

La amistad en esa edad puede tener un significado muy importante, es realmente íntima en esa etapa y muchos en la edad adulta reconocen que se sentían atraidos por el amigo o amiga de su propio género.
A veces esto ha llevado incluso a una especie de contactos sexuales, curiosidad sobre la sexualidad era fuerte, pero aún era difícil a decidirse por un contacto sexual con el genero sexual opuesto.

Pero luego estos deseos se enfriaban y con el cosiguiente crecimiento y con la muestra de una atracción más fuerte por el género opuesto, unas mayores habilidades comunicativas, mantenimiento de las relaciones de pareja, aquellas “aventuras esporádicas” comenzaron a tomarse como juegos e incluso a olvidarse.
Muchas veces trabajando con los adolescentes surje una situación contraria, cuando el deseo es por alguien mas adulto, por ejemplo un profesor, y este empieza a preguntarse por si tiene una orientación no tradicional.
Pero como suele pasar, para muchos, estos enamoramientos no llevan consigo información sobre como será la orientación sexual verdadera de la persona adulta en el futuro.
Servirán justamente para otra finalidad: abrir al adolescente mismo la fuerza de sus emociones, le permiten descubrir su curiosidad seuxal, conocerse a si mismo, sus reacciones. Los sentimientos adultos y la atracción fuerte, suelen venir más tarde.
A veces, pasa justamente al revés. La persona durante su adolescencia era muy tímido, respecto a los demás de su edad, vive toda su vida como corresponde, y ya en la edad adulta empieza a sentir una fuerte atracción por su propio género.
¿Cómo es eso posible? Como suele ser, es el resultado de una educación estricta. Si se en inculca al niño desde pequeño el horror ante la homosexualidad, subrayar que la orientación no tradicional es vergüenza, entonces incluso las latentes muestras de su bisexualidad (que está definida en cada uno por la naturaleza) el niño aplicará todas sus fuerzas y la borrará.
Como resultado, su atracción comenzará a formarse no como lo exige su naturaleza, sino como lo exige la sociedad. Que conste, que en los chicos y las chicas eso pasa de distintas formas. Los chicos, bajo la acción de las fuertes hormonas de la adolescencia creen que las chicas les satisfacen plenamente.

En realidad, se muestran mucha incertidumbre en las atracciones masculinas adolescentes, especialmente en aquellos que tienen una fuerte constitución sexual. El instinto en el momento del pico de la sexualdiad es tan fuerte que exige una salida, que da como resultado la capacidad de satisfacerse con cualquier objeto más o menos válido para ello.
Teniendo en cuenta que a la chica, todos los que la rodean la etiquetan con que es el “objeto correcto”, la aceptación social del chico le agrada y le es suficiente. Sin embargo, justamente cuando el asunto de la afirmación en la sociedad se pone en el segundo plano, puede aparecer la verdadera orientacion sexual de la persona.
En la práctica de los psicólogos y psicoterapeutas suelen aparecer clientes hombres que en la ola de la afirmación consiguen casarse y tener hijos. Pero después, cuando para la atracción ya se necesitan otros factores, entonces la atracción por la mujer desaparece y la orientación no tradicional surje de repente.
Con las mujeres suele pasar un poco diferente: muchas de ellas comienzan las relaciones de pareja con los hombres sin regirse por los criterios sexuales. Para muchas son importantes otras cosas: amistad verdadera, suficiencia, apoyo en el deseo de ser madre.
“Yo pensaba que el sexo no es lo más importante, - escribe una una de las lectoras de nuestro blog, - nos llevabamos genial con el marido, tuvimos un hijo. Y solamente después entendí que que quería recibir placer en la cama, realmente tuve ganas de sexo, y al mismo tiempo entendí que este sexo no le quiero con mi marido, de hecho con ningún hombre...”

Se encuentran también ejemplos de cuando la persona reconoce su orientación y desarrolla realaciones normales, pero a veces tiene ganas de experimentar “algo nuevo” con una pareja de su mismo género. En general, hay muchas opciones.
Todos estos ejemplos están para mostrar: la orientación sexual se forma a edad muy temprana, pero se muestra de diferentes formas, en diferentes etapas de la vida, con diferente intensidad, y lo más importante, puede ser irreconocible hasta cierta edad, sobre todo es no tradicional.
Poca gente reconoce su sexualidad inmediatamente y de forma inequívoca. Y eso no tiene nada de malo: la naturaleza humana es flexible por alguna razón, es un recurso que la naturaleza ha dado a las personas.
¿Para qué? Simplemente para que en ausencia de pareja sexual de género opuesto, pudieran al menos durante un tiempo, cambiarse a la pareja de su propio sexo. El sexo es la función que existe no solamente para continuar la especie, incluso entre los animales se puede encontrar el sexo no destinado a procrear.

El sexo ayuda a sobrevivir a la especie no solo en forma de descendencia, también porque, entre otras cosas, sirve para crear lazos entre las personas, fuente de arte, método de expresión, etc. Tiene muchas funciones importantes aparte de la procreación. Sea cual sea su orientacion sexual, usted puede convertirla en una fuente de placer y no de culpa.

Estos y otros artículos pueden ser útiles:

Relaciones sexuales sanas con Cialis!

Cómo comprar Cialis barato en farmacias españolas?

Sildenafil venta sin receta en farmacias en Internet.

Sabíais qué...

En relación a las personas, algunos investigadores creen que la orientación no tradicional es una forma de la regulación de la población.

Dale like? Cuenta de esto!

Eduardo Santoro

Eduardo Santoro es el especialista sexólogo, experto en las relaciones sexuales que vive en Valencia. Es el autor ve varias revistas populares sobre medicina contemporánea, sus artículos están dedicados a cuestiones de salud masculina sexual, problemas del tratamiento de la disfunción eréctil en hombres con ayuda de nuevos métodos y remedios. Eduardo investiga este problema que preocupa a casi todos muy profundamente, él desribe el problema en sus artículos y trata de ayudar a los hombres con ayuda de varios consejos mantener su salud sexual. Los pacientes de doctor Santoro son no sólo los hombres, sino las parejas sexuales o los cónyugues. Y esperamos que los artículos que lea en nuestro blog podrán ser útiles a todos.

Buscadme en