sexo

03 abril 2015 a las 12:12


Impotencia masculina en historia

Impotencia masculina en historia

«Impotencia» - el tèrmino de la procedencia latina. Por primera vez el tèrmino fue usado en el año 1420 en el poema de Thomas Hoccleve “De regimine principum” como «la falta de fuerza» o «incapacidad». Pero en el significado de «la pèrdida de la potencia sexual» o «incapacidad sexual» el tèrmino fue usado por primera vez sòlo en el año 1655 en el libro de Thomas Fuller «Historia de la iglesia en Bretaña» en que el mismo Papà fue nombrado el impotente. Pero està claro que el problema de la impotencia masculina sexual existìa mucho màs antes de la apariciòn del tèrmino «impotencia masculina».

Impotencia masculina desde punto de vista de Biblia
Parece paradòjico, pero las primeras menciones de impotencia masculina se puede encontrar en Biblia,  en Antiguo Testamento. El rey David fue aquel quien recibiò este cargo al enfadar al Dios a causa de sus relaciones ìntimas con esposa de su guerreo fiel. A causa de esta relaciòn la esposa infiel se embarazò. El rey astuto decidìo esconder la deshonra y mandò a su esposo a la guerra donde el marido encontrò su muerte. El rey David decidiò casarse con la viuda y todo tuvo que estar bien con su vida conyugal, sin embargo su conducta indebida habìa enfadado al Dios y para castigar al rey el Dios le «quitò la espada de David» y asì el perdiò toda su potencia sexual. Asì el gran rey se hizo el primer impotente en la historia.
Durante muchos siglos la gente trataba de encontrar cualquier mètodo y remedios del tratamiento de impotencia masculina. Los griegos antiguos y los egipcios antiguos ya habìan tenido sus propias recetas.

Impotencia masculina en Edad Media

Durante la Edad Media el problema de impotencia masculina lo consideraban el problema de iglesia y sòlo luego de la medicina. La causa principal de impotencia masculina las autoridades de la iglesia lo consideraban las acciones de las fuerzas diabòlicas. En el año 1486 fue publicado un tratado «Martillo de las Brujas» («Malleus Maleficarum») en que idicaban directamente que la impotencia masculina sexual es el resultado de la brujerìa. En el libro se dice que las brujas y su brujerìa son las causas de impotencia masculina y recomiendan el mejor mètodo del tratamiento, cazar a una bruja y matarla. Los hombres impotentes de aquel entonces habìan percibido este consejo de verdad y empezaron a librarse de las cuasas de su impotencia masculina. El mejor mètodo para compabir la impotencia masculina son los medicamentos: Viagra sin receta, Levitra o Cialis.
Como un problema de medicina la impotencia masculina la empezaron a estudiar sòlo a fines del siglo XIX y no los sacerdotes sino los mèdicos y cientìficos. Primer labor serio escrito en el tema de impotencia masculina es «Impotencia sexual masculina» de William Alexander Hammond (1883). El autor creìa que la causa de impotencia masculina fue la masturbaciòn y las relaciones sexuales a la edad temprana. La màs alta es la actividad sexual del paciente, lo màs ràpido èl la gastarà y se enfermerà de la impotencia masculina sexual.

Impotencia masculina — còmo la curaban antes?

Tratamiento de impotencia masculina fue de dos tipos: higiènica y mèdica. El paciente tuvo que no tener la actividad sexual durante un año y aun abstenerse de los pensamientos vinculados con el sexo. Como los mètodos adicionales se prescribìan diferentes tipos de la ducha y ejercicios fìsicos especiales. Lo principal fue no dormir en la espalda. Como la profilàctica el autor recomendaba no empezar la vida sexual antes de 21 años de edad y luego tener sòlo tres actos sexuales al mes. Ahora se sabe ya que Hammond se equivocaba pero antes sus ideas parecìan geniales.
A fines del siglo XIX los inventores patentan docenas de las cosas que no permiten masturbarse. Parecìan a los cinturones de fidelidad — las capotas  de hierro para el pene y los testìculos. Tambièn trataban la impotencia masculina con ayuda de descargas de corrientes elèctricas hacia los òrganos ìntimos, con ayuda de masajes, flagelaciòn del pene con ayuda de azotes y ortiga.

Impotencia masculina y personajes històricos— Salvador Dalì

El joven pintor sufrìa de varios trastornos sexuales — empezando de preocupaciones del tamaño de su pene acabando con el miedo de tener sexo con una mujer. Toda su vida Salvador Dalì tuvo miedo que fue un impotente o un homosexual escondido. Durante toda su vida la masturbaciòn fue el ùnico mètodo de satisfacciòn para èl. Sin embargo la impotencia sexual se hizo para èl una fuente importante de inspiraciòn para creaciòn de muchas obras maestras.

Imàgenes en las pinturas de Dalì
La Torre
Al pintor le encantaban mucho las torres. En adolescencia se masturbaba en su desvàn vigilando como el sol baña en oro a la torre de la iglesia en que le bautizaron.
Es interesante que gracias a su natura encubierta los surrealistas llamaban a Galà — la esposa de Dalì «la Torre».
Las manos rojas, las caras cerradas con las manos
Es la metàfora de verguenza. Por primera vez apariciò en las pinturas de Salvador Dalì en el año 1929 como un reflejo del sentimiento de su sexualidad. De aquel entonces aparecìan màs que en 30 obras suyas.
Muleta
Es el sìmbolo de impotencia. Dalì creyò que todos los genios son impotentes. Sòlo los que no pueden hacer el amor pueden crear la mùsica y las pinturas geniales. Los demàs son capaces de producir sòlo a los embriones.

Impotencia masculina - Adolf Hitler
Adolf Hitler fue un impotente?
En los años 30 en Alemania andaban rumores que la fidelidad fantàstica del lìder de nacistas a su partido se explicaba por su impotencia sexual completa. Los bromistas indicaban la posiciòn favorita de Hitler durante diferentes mitines y desfiles cuando tomaba sus manos cruzadas un poco màs bajo sus panza. Decìan que asì «èl esconde al ùltimo miembro desempleado del tercer reich». La poca cantidad de las mujeres que tenìan sexo con Hitler y se quedaron vivas despuès de esto afirmaban que èl no fue un impotente. Despuès de tener los contactos ìntimos con Hitler muchas de sus amantes o se suicidaron o fueron matadas por gistapo, de una manera asì se guardaba la reputaciòn de su lìder.
La impotencia masculina siempre se creyò una verguenza para el hombre, es por esto los enemigos de Hitler siempre lo acusaban de esto.
Esta leyenda apariciò gracias a los recuerdos de un hombre de la cercanìa de fuhrer. Decìan que al salir del dormitorio suyo Eva Braun cabeceò y se quedò hecho una pieza. Sin embargo nadie pudo aprobar este mito. Es màs, despuès de la caìda de Belin en el armario de Eva Braun habìan sido encontrados muchos anticonceptivos. Para què los necesitò entonces si Hitler fue un impotente.

Impotencia masculina - Ernest Hemingway
Uno de los escritores màs masculinos del siglo ХХ que hizo la realidad en su creatividad el ideal de gallardìa en su vida privada sufrìa de trastornos sexuales.
Durante la intimidad con las mujeres al escritor no le gustaba usar el preservativo y preferìa tener las relaciones con mujeres que podìan «arriesgar». Los preservativos reducìan mucho la sensibilidad por esto durante le acto sexual Hemingway fracasaba a menudo y a aun a veces sufrìa de la impotencia causada por los estreses frecuentes en su vida.
Impotencia masculina es un problema grave que toca no sòlo el cuerpo sino el alma. Precisamente por esto muchas acciones vivas y alcances grandes de los hombres eminentes se explican en parte por sus incapacidades en la cama.

Sildenafil gnérico 100 mg - Kamagra en España!

Sabíais qué...

El anàlisis psìquico clàsico ofrece el tèrmino «sublimaciòn». Què significa el tèrmino? Es el proceso cuando la energìa sexual sin encontrar la salida directa y descarga (por ejemplo, la imposisbilidad de tener sexo) se realiza mediante otros mètodos — en el arte, la literatura o ciencia. De esta manera se puede explicar en parte la creatividad y los alcances de los impotentes eminentes.

Dale like? Cuenta de esto!

Eduardo Santoro

Eduardo Santoro es el especialista sexólogo, experto en las relaciones sexuales que vive en Valencia. Es el autor ve varias revistas populares sobre medicina contemporánea, sus artículos están dedicados a cuestiones de salud masculina sexual, problemas del tratamiento de la disfunción eréctil en hombres con ayuda de nuevos métodos y remedios. Eduardo investiga este problema que preocupa a casi todos muy profundamente, él desribe el problema en sus artículos y trata de ayudar a los hombres con ayuda de varios consejos mantener su salud sexual. Los pacientes de doctor Santoro son no sólo los hombres, sino las parejas sexuales o los cónyugues. Y esperamos que los artículos que lea en nuestro blog podrán ser útiles a todos.

Buscadme en